miércoles, 28 de mayo de 2008

una mala mano


En un momento sos un fenómeno,
la gente te quiere, te esperan todo el tiempo,
les alegras la fiesta como quien dice
y se ponen re contentos cuando te ven.
Yo me hice bien de abajo, casi nunca jugaba.
Nunca me olvidé de los que menos tenían
y eso que me codeé con reyes y caballeros eh!
Pero así es la mano en esta vida, hoy todos se olvidaron de mí
y nadie me larga un comodín.