viernes, 23 de mayo de 2008

terapia con canilla libre



Había un momento en la noche donde el alemán Keppler dejaba el rol
de cantinero para ser visto como el mejor amigo.

2 comentarios:

piwi dijo...

Uno de tus mejores trabajos, lejos...

la vasquita dijo...

WOW, impresionante Paio!