miércoles, 19 de noviembre de 2008

concentración


No era una semifinal ni nada relevante,
pero un partido de fútbol es eso, un partido de fútbol.
Y si dicen que un gol de penal no se grita, seguramente
el que lo dijo no vió la importancia de meterlo porque
este iba a definir algo muy importante, la rivalidad entre
el "mono" Petorutti, eterno goleador del equipo del barrio Los Cedros,
y el "manco" Ludueña, mediocampista devenido en arquero por lento y no como él
dice que es por rotura de ligamentos cruzados.
Cuestión que después de los 7 pasos de carrera, el "mono" se perfiló muy bien y con
el amago ya dejó quieto al "manquito", sin reacción, mirando la pelota
como quien toma distancia de esa pelota que iba justo para el otro palo,
pero muy concentrado, siguendo la totalidad del recorrido.
El balón roza la parte inferior del palo y se escapa por la línea de fondo...
"Con la vista!!!, el loco con la vista!!!!" gritó el "manco"Ludueña, mientras hacía referencia
a algún viejo ídolo de los 3 palos.
Todos le creyeron, sus compañeros sabían que esta vez "el manquito" no divagaba,
la pelota la había sacado con la vista.
-"Pozo de mierda", gritó el "mono" Petorutti, descargando más d euna vez su rabia contra el piso.

2 comentarios:

Francisco dijo...

jajjaja PAIO en dos palabras IN-CREIBLE!!!
ABRAZO

PAIO ●๋• dijo...

fran en 2 palabras GRA-CIAS