miércoles, 12 de noviembre de 2008

anclas al olvido


No iba a llorar, nunca aprendió a hacerlo
pero si sabía empezar a extrañarla.
Ya no se divisan las arboledas,
el sol pega mas en la espalda
y Suñé sigue mirando el muelle.
La vida en el barco
y el amor en cada puerto.

"No la puedo sacar de mi vista"

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Brindo por esa copita. Me parece muy bueno lo que hacés. Un día estos te pido un cuadrito...

Saludos.

gabrielespisua@gmail.com

Julia Vallejo Puszkin dijo...

La vida en la tierra,
un amor en cada barco.
El sol me pega de todos lados.
Me quedé asombrada.
Me gusta.
salud!
julia

PAIO ●๋• dijo...

sigamos brindando entonces.

gabriel, tenes mi mail
julia, salud!