jueves, 3 de julio de 2008

sin pestañear II


Fue casi de golpe que Román se hizo careta.